FJGCV atiende a los damnificados por Hanna

0

Ciriaco Navarrete Rodríguez

El Gobierno de Tamaulipas, licenciado Francisco Javier García Cabeza de Vaca –FJGCV-, atiende a los damnificados por la tormenta tropical Hanna, pero además, solicitó y obtuvo el apoyo del gobierno federal para evaluar y atender con urgencia, los daños ocasionados por ese fenómeno destructor, por lo cual, y en atención a esa petición hecha por el Jefe del Poder Ejecutivo tamaulipeco, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, el Coordinador Nacional de Protección Civil David León Romero, acudió a la ciudad de Reynosa para sostener una reunión con las autoridades estatales y municipales.

Al evaluar los daños ocasionados por el huracán “Hanna”, el Coordinador Nacional de Protección Civil, David León Romero, tras reunirse con su homólogo estatal, Pedro Granados Ramírez y municipal, Federico Pérez Lozano, manifestó el compromiso del gobierno federal para trabajar en el proceso de reconstrucción de las viviendas de Reynosa, Díaz Ordaz, Río Bravo, y Valle Hermoso, porque esos fueron municipios más afectados por la referida tormenta.

Esa visita del Coordinador Cabe recordar se debió a la solicitud que hizo el gobernador del Estado, García Cabeza de Vaca, tras haber realizado un recorrido por colonias inundadas de Reynosa, donde informó a las familias afectadas que firmó la solicitud de Declaratoria de Emergencia y Desastre, solicitando recursos del Fondo de Desastres Naturales (FONDEN) para atender a 69 mil personas damnificadas, residentes en los municipios señalados.

Una vez más, quedo en evidencia la mala planeación y los trabajos deficientes de las autoridades del pasado, cuyos colaboradores, se nota que engañaron a las autoridades que en mala hora confiaron en los responsables de las obras particularmente hidráulicas, porque esas fueron las que nuevamente se colapsaron e inundaron calles y miles de viviendas.

Es cierto que fueron cuatro municipios los dañados pero son más de 60 mil viviendas las más afectadas, cuyas familias ya están recibiendo los apoyos del gobierno del Estado, y confían en las gestiones que hizo el gobernador García Cabeza de Vaca ante el gobierno del presidente López Obrador, para que los daños sean reparados con la ayuda del Fondo Nacional para Desastres Naturales –FONDEN-.

Ojalá que cada alcalde, ponga más empeño en la supervisión de la realización de las obras propias de la jurisdicción municipal que les corresponde, porque, más que el gobernador, son ellos los que deben rendirle buenas cuentas, tanto a sus gobernados, como al Congreso y al propio gobernador del Estado.

Ya estamos viviendo en los tiempos en los cuales, el pueblo ya sabe reclamar y exigir la construcción de obras de alta calidad, y debo agregar que también los legisladores, tanto

federales como estatales, deben hacer leyes que obliguen a los contratistas y a los propios funcionarios a dar cumplimiento a los compromisos contraídos para construir obras de alta calidad y con una garantía bien calculada y valorada.

Como ejemplo señalaré el enérgico marco legal al que son sometidos los contratistas norteamericanos, ellos cuidan mucho de que sus obras sean de muy buena calidad, porque de lo contrario pueden ser demandados por elevadas sumas de dólares, pero es exigencia jurídica también abarca a las Compañías prestadoras de servicios, tales como electricidad, agua potable, internet y los comercios en general.

Allá, si compramos cualquiera utensilio de cocina, un televisor, un vehículo automotor, un avión, o un juguete, etc. etc., si la mercancía sale defectuosa, se la cambian por otra nueva, en cambio, aquí en México, no sucede lo mismo porque no existe la legislación con la que podamos enjuiciar a los empresarios y a los comerciantes, y mucho menos a los intocables funcionarios públicos, y menos aún a los gobernantes.

Los propios legisladores estatales y federales saben que, esa legislación estricta con la que se rige el mercado norteamericano, también existe en las demás democracias del mundo, como lo son, además de correspondiente a de los Estados Unidos de América, también existe y está en pleno vigor en los correspondientes a Japón, Alemania, Canadá, Francia, Italia, y los cuatro países de Reino Unido de la Gran Bretaña, porque esas son las únicas democracias verdaderas del mundo actual.

Lo más seguro es que los legisladores mexicanos que conocen la legislación democrática norteamericana, se han servido de ella, pero no se ha sabido jamás que algún Congreso de los Estados fronterizos o algún legislador federal o estatal se haya ocupado de estudiar la estructura jurídica de la Constitución Norteamericana, que hay que saber que se trata de la madre de la democracia verdadera.

Es penoso, muy penoso saber, que ni nuestros políticos, y tampoco los legisladores y los gobernantes, no les gusta o no saben hacer estudios comparativos de nuestras leyes con las de las naciones desarrolladas como las referidas con anterioridad, lo peor del caso es que ni los textos universitarios hacen alusión precisa a esa temática de importancia y trascendencia mundial.

En cambio casi todos presidentes presumen de gobernar a sus pueblos con acciones que no son leyes democráticas y con eso dan por hecho, que son demócratas igual que las democracias antes señaladas y en México desde 1934, padecemos ese engaño gubernamental que tiene un gran arraigo popular, por eso todos presidentes, a partir del general Lázaro Cárdenas, gobiernan con el mismo formato, al que todos le llaman Régimen Democrático, lo cual, es un concepto falso.

El propio presidente López Obrador, comete ese error, pero también lo cometen sus adversarios.

Comments are closed.