El gobierno federal condenó agresión contra normalistas en Chiapas

0

Luego de los enfrentamientos que se registraron la mañana de este domingo en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, en el que policías locales lanzaron gases lacrimógenos en contra de estudiantes de Ayotzinapa, así como de la Normal de Mactumactzá, al parecer sin razón alguna aparente, tanto la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero como el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas, condenaron los actos.

Manifestación de Olga Sánchez ante los ataques ocurridos en contra de los padres y madres de los 43 esta mañana de domingo en Chiapas (Foto: Twitter/@M_OlgaSCordero)

Manifestación de Olga Sánchez ante los ataques ocurridos en contra de los padres y madres de los 43 esta mañana de domingo en Chiapas (Foto: Twitter/@M_OlgaSCordero)

Igualmente condenaron la agresión de la que fueron parte la Caravana de Padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa en la capital chiapaneca. Mientras Encinas solicitó al gobierno del estado la atención inmediata de las personas lesionadas y la investigación de los casos, un par de horas más tarde, Sánchez Cordero avaló la condena de Encinas, demandando que se llevaran a cabo las pesquisas correspondientes.

Durante el transcurso del día y con relación al conflicto en el que la policía local parecía haber provocado a la Caravana, replegándolos e incluso hiriendo a algunos niños y mujeres, autoridades locales argumentaron en su momento que el supuesto enfrentamiento no era más que un llamado a la paz, pues los estudiantes mantenían bloqueado el Libramento Norte de Tuxtla Gutiérrez.

En contraste, la versión de un integrante del Centro de DDHH Montaña Tlachinollan, desmintió las versiones oficiales, señalando que como acompañante de los padres de los normalistas desaparecidos, había presenciado cómo policías antimotines lanzaron gases lacrimógenos sin motivo alguno, ello muy cerca de las instalaciones de la escuela Normal local.

El mismo acompañante reportó también el caso de dos normalistas que se encontraban graves, así como la situación de una niña de seis años, pequeña hermana de uno de los estudiantes desaparecidos, así como de la madre de ambos. Entre los perdigones que lanzaron los policías, fueron balas de goma las que alcanzaron a los jóvenes, siendo las redes sociales los primeros canales por los que se difundieron las denuncias a través de la Fan Page “Prensa Ayotzi”.

Manifestación de Alejandro Encinas ante los ataques ocurridos en contra de los padres y madres de los 43 esta mañana de domingo en Chiapas (Foto: Twitter/@A_Encinas_R)

Manifestación de Alejandro Encinas ante los ataques ocurridos en contra de los padres y madres de los 43 esta mañana de domingo en Chiapas (Foto: Twitter/@A_Encinas_R)

Lo que sólo iba a ser un almuerzo estudiantil al mediodía en el que los estudiantes se rodearían de organizaciones sociales, a las 08:00 horas (tiempo local) se convirtió en un espectáculo de más de doscientos policías estatales que se desplegaron en el lugar a través de tanquetas y, más tarde, arropados tras gases lacrímogenos que emplearon para arremeter contra la comunidad de estudiantes, madres y padres de familia.

Fue en un último comunicado donde la comunidad de padres se manifestó en contra de la violencia que ha ejercido el Estado contra ellos y desde la desaparición de sus hijos, en el que se vieron apoyados por un gran número de organizaciones, entre ellas “Jóvenes ante la Emergencia Nacional”, “Comité Pro 68 Pro Libertades Democráticas” y el “Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad”.

Retiro inmediato del cerco policiaco, repudio ante la violencia, la denuncia de los ataques perpetrados y las demandas ante el gobierno estatal y federal de garantizar el libre tránsito, el derecho a la organización y de protesta, fueron algunas de las exigencias que las madres y padres de los 43 hicieron.

Comments are closed.