Los primeros del 2020

0

Maremágnum

Mario Vargas Suárez

 

Según la percepción de muchos mexicanos la política exterior del presente gobierno de la 4T es equivocada en varios temas, por ejemplo con el ‘rescate’ que se hizo del boliviano Evo Morales que como negocio fue un fracaso.

Traer al expresidente costó a México varios ¿miles? de dólares desde que se fletó un avión de la Fuerza Aérea Mexicana para traerlo con muchas dificultades a territorio azteca, por la prohibición de países para atravesar su cielo o reabastecer la nave.

De México a Cuba y de ahí al Cono Sur, Argentina, para que desde ahí, el líder productor de cocaína, siga arengando a sus seguidores para continuar buscando su retorno a Bolivia.

Sin que sea oficial, se infiere los gringos tuvieron que intervenir para ‘poner un hasta aquí’ a México y sacar a escondidas a Evo Morales, aunque la terquedad, de ya sabes quién, siga provocando líos en la embajada azteca en Bolivia.

La otra intervención directa de los norteamericanos, se refiere a la valla humana- militar en las fronteras norte y sur de México, pues la equivocada política de la 4T abrió los brazos para recibir a más de 8 caravanas de centro y sudamericanos, cubanos y hasta africanos que pretenden ingresar con los vecinos del norte.

Desde que se anunció la llegada a Chiapas de la primera caravana, el discurso de López Obrador, fue de aliento a los ‘desamparados’ caminantes que no solo se dieron el lujo de ingresar por la frontera sur sin documentos, sino que han agredido a mexicanos porque no les gusta la comida que les ofrecen, hay fotografías y videos que lo muestran.

Bastó a México que Estados Unidos anunciara el aumento hasta de un 25 % en el cobro de aranceles, para que El Muro que amenazó Donald Trump con construir y que México pagaría, se hiciera realidad, porque entonces la Guardia Nacional Mexicana cumple con esa promesa de campaña del neoyorkino.

El sábado pasado (18 de enero) una nueva caravana, que inicialmente reportaron era de mil indocumentados -en realidad superan fácilmente los dos mil- intentó ingresar a México, pero las grandes rejas de la frontera fueron cerradas.

En ese intento sabatino se reportó lograron colarse unos cuantos que de inmediato se perdieron en Cd. Cuauhtémoc, Chis.; también hay reportes de detenciones para deportarlos.

El conflicto fuerte de esta caravana se vivió la madrugada del lunes 20, pues a eso de las 5 de la mañana hubo un nuevo intento de invasión masiva en la frontera y la reacción de la Guardia Nacional y de agentes de migración mexicana no lo permitieron, por lo que reintentaron cruzar por las muy bajas aguas del Río Suchiate.

La reacción mexicana fue desplegar agentes a la rivera norte del Río y ahí fue donde hubo enfrentamientos físicos entre los invasores documentados y la Guardia Nacional, incluso las piedras y los gases lacrimógenos fueron instrumentos de defensa y ataque.

Pese a los más de 15 mil indocumentados que ya hay en territorio nacional, la política mexicana ha dado como resultado una división de opiniones entre los gobernados por López Obrador.

Un tamaulipeco, profesor de escuela primaria comenta: “En diciembre fui de vacaciones a la CDMX y esta vez observé había más pordioseros que otras veces… uno de ellos me pidió ayuda exhibiendo un billete de otro país. Confieso que me sorprendió y solo moví la cabeza en señal de no… casi de inmediato, escuché una voz de hombre

adulto que me gritó ¡Racista… solo te pide ayuda, porqué se la niegas? hey tú racista! No voltee, seguí mi camino.

Los problemas de la frontera norte siguen acumulándose, porque más indocumentados llegan requiriendo servicios que los municipios no son capaces de otorgar y mucho menos la federación que por cierto sigue alentando con empleos que no oferta a los mexicanos.

¿Candil de la calle… oscuridad de tu casa?

Cierro este espacio con la alerta sanitaria del Coronavirus, cuyo último reporte dice ya llegó a E.U.

Comments are closed.